Para qué las Humanidades y las Ciencias Sociales

02.06.2017

Lic. Elisa Bordón

Vice Decana y Directora Académica de FiloUCA -  Historiadora

En un tiempo en el que el mercado endiosado se presenta como la solución a los complejos problemas de la sociedad, hace falta reflexionar sobre el hombre, la naturaleza, Dios, sobre el sentido de la vida, la belleza, la muerte.

En un tiempo en que la humanidad vive sumergida en una realidad donde las máquinas han cobrado una fuerte presencia, celulares que acercan a los que están lejos y aleja a los que están cerca, computadoras con memorias prodigiosas que conectadas permiten el acceso en el instante al mundo que se desea, tabletas que facilitan y hacen más llevadera la vida, ejercen fascinación al ser producto del ingenio del hombre, pero estas tecnologías que han permitido al hombre llegar a la luna, detectar enfermedades y curarlas, también han creado un mundo virtual, donde la realidad se escapa, y el hombre se deshumaniza.


Ante esta realidad la Filosofía y Ciencias Sociales buscan dar respuestas a través de la reflexión, el análisis, el debate y la investigación a:

Una de las primeras cuestiones ya planteadas por Sócrates que es la de conocerse a sí mismo y al otro, qué nos distingue como seres humanos de los demás seres vivos, del entorno.

Incursionar en el complejo y alucinante mundo creado por ese hombre colectivo llamado cultura, y con ella el lenguaje, la filosofía, la historia, las costumbres, la ciencia, la religión y el arte en todas sus manifestaciones.

Descubrir a ese hombre colectivo que se entiende y realiza con el otro, el zoon politikon de Aristóteles, donde el lenguaje y la comunicación son fundamentales, ya que hacen posible la convivencia, el vivir con el otro. Tarea no siempre fácil de llevar adelante, por la propia naturaleza egoísta, individualista del hombre, cuyos intereses personales en ocasiones lo enfrenta a los intereses del otro, integración y conflicto forman parte del cotidiano del hombre que necesita respuestas.

Estudiar al hombre en su ser inteligente, su ser social, en su producción y su creación.

Desarrollar el pensamiento crítico, al no limitarse a una lectura de la realidad, al leerla desde diferentes perspectivas ideológicas, al estudiarla desde distintas teorías. Teorías que dan insumos a posturas y argumentos ante miradas fundamentalistas y cegadas por el fanatismo de quien se cree dueño de la verdad. Desarrolla también la creatividad al dar espacio a la manifestación del espíritu, a la expresión de sentimientos, a la comunicación de sentires a través de las artes.

El estudio de las humanidades es clave para tener una mirada amplia que supere la visión que reduce la sociedad a un mercado globalizado, que permita analizar de manera crítica el accionar del hombre, asumir posturas firmes, pero sujetas a revisión, al "flexibilizar el espíritu y da un carácter plástico al pensamiento (...) Las humanidades contribuyen a entender que el mundo no es en blanco y negro, que no se lo puede concebir a partir de oposiciones irreconciliables; por el contrario que existen matices, tonalidades .."

El estudio de las Humanidades y las Ciencias Sociales propugnan la búsqueda del bien común, la felicidad, a pesar de las diferencias, cultura, idioma, religión, etnia, a construir un lenguaje común que permita el entendimiento y posibilite la convivencia en paz en un mundo diverso y complejo

Finalmente, el estudio de las Humanidades y las Ciencias Sociales sirve para una necesaria, perentoria e impostergable construcción de Ciudadanía, en un país como el nuestro tan fuertemente signado por autoritarismos de antes y de ahora y que, trabajosamente, desea hacer de la Libertad y las libertades una puerta de entrada, la única posible, para una Democracia perdurable, sólida y de calidad.